@itoguille  

Las claves de la reforma fiscal

17 de Marzo de 2014 guillermonieto86 Economía comentarios

Reforma FiscalLa reforma fiscal que prepara el Gobierno va a ser un nuevo batacazo contra las capas más desfavorecidas de la sociedad. Los expertos designados por el Gobierno han reflejado a la perfección el espíritu de Robin Hood, pero justo al contrario: robar a los pobres para dárselo a los ricos.

La consigna es aumentar la imposición indirecta (IVA e impuestos especiales), que es aquella que no depende del dinero que uno tenga y, al mismo tiempo, reducir la imposición directa (IRPF e Impuesto de Sociedades) que depende en gran medida del dinero que se gane. De esta forma, los ingresos del Estado apenas sufrirían variación, pues las subidas se compensan con las bajadas, pero aumentaría la presión fiscal sobre los más pobres y supondría un importante alivio para los más ricos.

Veamos de forma pormenorizada las principales medidas que plantean los 'expertos' y las repercusiones que pueden tener:

- Aumento del IVA: la reforma pretende cambiar la mayor parte de los alimentos (incluyendo carnes y pescados) de productos normales a productos de lujo, lo cual implica una subida del IVA del 10% al 21%. Dicho de otra forma, los precios de la mayor parte de los alimentos subirían un 10%. Una familia que ahora mismo gasta de media 4.400€ al año en comida y bebida según un informe de Eroski Consumer, pasaría a gastar 4.800€ al año aproximadamente. Esto sería un duro golpe para las familias y sería un nuevo lastre para el consumo.

- Rebaja selectiva de IRPF: el impuesto de la Renta se paga en función del dinero que se gane. Los expertos proponen reducir los tramos del IRPF a 4 y bajar el impuesto en todos los tramos. Sin embargo, la rebaja esconde una trampa: para el tipo mínimo, la rebaja sería de aproximadamente un 4%, mientras que para el tipo máximo la rebaja rondaría un 8%. Dicho de otro modo, para los que ganen menos de 17.700€ se les rebajaría un 4% y los que ganan más de 300.000€ se les bajaría un 8%. De esta forma el Gobierno apuesta por defender a las grandes fortunas.

- Tributación del capital: actualmente las rentas del capital incluidas en el IRPF tributan de forma progresiva al 21%, 24% y 27%, la reforma pretende dejarlo en un tipo único del 20%. De nuevo, vemos como el Gobierno legisla de cara a las grandes fortunas.

- Impuesto de Sociedades: plantean una bajada general del impuesto de sociedades con una particularidad: las PYMES pasarían a pagar el mismo Impuesto de Sociedades que las grandes empresas. Actualmente, las pequeñas y medianas empresas tienen una deducción del Impuesto de Sociedades de un 5%, lo que debería facilitar la competencia con las grandes. Sin embargo en la práctica las grandes empresas tributan a tipos inferiores por las deducciones a las que se acogen. El proyecto pretende eliminar las deducciones por creación de empleo, investigación y desarrollo, reinversión de beneficios, compra de empresas extranjeras... etc.

- Supresión del Impuesto de Patrimonio: el grupo de sabios plantea la supresión de este impuesto y reducir al mínimo el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. De nuevo una medida más para favoreces a grandes fortunas.

Otras medidas planteadas por el grupo de expertos son:

- Aumento de los impuestos especiales sobre el alcohol

- Creación de un impuesto especial para el vino

- Suprimir los impuestos sobre grandes superficies

- Creación de tasas por el uso de infraestructuras de transporte

- Creación de un nuevo impuesto de vehículos

- Subir el tipo del gasóleo para dejarlo como el de la gasolina

- Suprimir las exenciones sobre el carbón

La reforma fiscal parece dictada por los lobbys financieros y la Troika con el objetivo último de seguir incrementando la brecha entre ricos y pobres, y seguir con el expolio de nuestro país para convertirnos en "la China de Europa". Una vez más aquellos que más hablan de patriotismo, vuelven a vender a su país a oscuros intereses financieros internacionales.


comments powered by Disqus
El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo.