@itoguille  

11M in memoriam

11 de Marzo de 2014 guillermonieto86 Protestas comentarios

El 11M también cambió mi vida.

Yo no iba en los trenes, ni tuve ningún conocido que fuera en ellos y sin embargo el 11M también cambió mi vida. 

Aún recuerdo con nitidez la conmoción que se vivió desde mi instituto en Granada lo sucedido. Cuando se conoció el alcance de la tragedia mi profesora decidió cortar las clases y poner la televisión. Teníamos que seguir en el instituto hasta las dos y media, pero ni profesores ni alumnos estabamos interesados en las clases, estábamos todos pendientes de la televisión. 

Mi instituto era de monjas e inmediatamente después de conocerse la masacre, todos los profesores empezaron a relacionarla con ETA. Yo recuerdo con nitidez cómo desde el primer minuto pensé: "esto no ha sido obra de ETA, ha sido Al-Qaeda". Lo dije en voz alta y algunos compañeros me miraron con cara de: '¿qué dice el tío este?'. Hubo un tenso debate en torno a la autoría del atentado y descubrí que, aunque no era la opinión mayoritaria, no era el único que pensaba que era Al-Qaeda y no ETA el brazo ejecutor del atentado.

Salí del instituto y fueron pasando las horas mientras se acumulan informaciones que apuntaban a Al-Qaeda y desinformaciones que trataban de mantener abierta la línea de investigación de ETA.

La brutal maniobra de desinformación y manipulación que urdió el PP me sobrecogió. ¿Cómo podían jugar con algo tan serio? Parecía estar viviendo dos realidades de forma simultánea: una la que retransmitían por TVE y que coreaban la práctica totalidad de los medios de comunicación como loros; y otra que la retransmitía la Cadena SER, que desde un inicio cuestionó la versión oficial y apuntó a la autoría de Al-Qaeda. No podía creerlo, nos estaban engañando en algo tan serio. Ahí comenzó a despertarse mi conciencia política, hasta entonces bastante dormida.

Pasaron 2 días y para mi todo estaba bastante claro, si Al-Qaeda estaba detrás del atentado la gente lo relacionaría con la guerra de Irak y el PP se llevaría un batacazo electoral, mientras que si era ETA tendrían una nueva mayoría absoluta.

Había que hacer algo, no podía quedarme cruzado de brazos mientras nos engañaban con la muerte de 191 personas para intentar retener el poder en las elecciones. De forma espontánea, mi madre y algunas amigas y compañeras de trabajo se unieron para denunciar la mentira del PP y repartieron octavillas que ponían: 11-M Mentira, Miedo, Manipulación.

Comenzó a aglutinarse gente enfrente de la subdelegación del Gobierno protestando. Recuerdo cómo pasaban los autobuses y mucha gente sorprendida, bajaba y se unía a la manifestación. Yo estuve allí, fue mi primera manifestación 'ilegal' (pueden ustedes multarme). La gran vía de Granada pasó del dolor a la rabia y la indignación y una marea ciudadana se dirigió a la plaza del Ayuntamiento, y más tarde a la sede del PP al grito de "esto nos pasa, por un gobierno facha".

Asi viví yo el 11M y los días posteriores. Inocente de mí, aún sigo esperando que el PP pida perdón.

 


comments powered by Disqus
El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo.